18 Trucos para crear emails que venden

En definitiva vender es lo que queremos que hagan nuestras campañas de email marketing. Lanzar newsletters solo para que sean leídas no es nuestro objetivo. Por eso, para ayudarte a crear mejores emails, hemos recopilado esta lista de consejos que puedes tener en cuenta para crear newsletters más efectivas.

Lo primero que tenemos que tener claro es como vamos a transmitir el mensaje a nuestros suscriptores. La estructura que sigamos para hacerlo es muy importante, pues una estructura clara en nuestro email, ayudará a la comprensión por parte del receptor. Que el mensaje sea claro es primordial para finalizar la venta.

Te voy a presentar una guía básica de los puntos que debes incluir en tu newsletter. Está basada en consejos clásicos de elaboración de textos, de eficacia probada.

Conceptos que debes incluir en tus newsletters de venta

  1. Define claramente cuál es el problema que puedes solucionarle al suscriptor. Ya sea con servicios o productos.
  2. Explícale a tus suscriptores el motivo por el cual hasta ahora no se había podido resolver el problema, o si era demasiado caro, la solución tenía carencias etc.
  3. Qué puedes hacer por tu suscriptor, cómo puedes solucionarle el problema, o como le ayudaría tu producto.
  4. Muestra las diferencias fundamentales entre tu solución o producto y los anteriores existentes.
  5. Dirige claramente al suscriptor indicándole que debe hacer a partir de ese punto, ya sea llamar, rellenar un formulario o cualquier otra forma de contacto.

No olvides ir mezclando estos puntos con algo muy importante “la emoción“. Si no muestras emoción por tu producto o servicio difícilmente podrás transmitirla al suscriptor o posible comprador.

Elementos que favorecen la lectura y la confianza

Ahora que tenemos claros los conceptos que debemos incluir en nuestra newsletter veremos cómo presentarlos.

Existen elementos gráficos y estructuras que pueden ayudar a que tu newsletter sea más clara y convincente, como por ejemplo:

  1. Un listado de puntos o números. Ten en cuenta que los suscriptores no suelen leer todo el texto de tu email o web, simplemente leen los puntos que consideran más importantes. Las listas ayudan mucho ya que suelen representar los conceptos básicos más importantes.
  2. Otro elemento gráfico que llama a la lectura es el “texto entrecomillado” y el texto en negrita, usalo con cuidado para fortalecer conceptos clave.
  3. Elementos de garantía. Si tienes garantías como devolución del dinero, o algo similar, inclúyela. En realidad el número de personas que terminan devolviendo un producto, aunque no estén 100% contentos con el mismo, es muy bajo. Pero la tranquilidad que da una garantía de este tipo, puede realmente ayudarte a terminar de convencer al suscriptor.
  4. Añade elementos de credibilidad. Como logotipos de pago seguro, logotipos de PayPal si puedes cobrar por este medio, o de cualquier entidad que de confianza a tu proceso de pago.
  5. Incluye testimonios. La opinión de un tercero puede ser un elemento que ayude a la venta de forma efectiva. Los testimonios deben de ser reales y creíbles. Habitualmente es fácil detectar testimonios inventados por lo que ten cuidado si los utilizas.
  6. Compara tu producto con productos con valor simbólico, como por ejemplo “Por menos de lo que te cuesta un café”, “Por solo 1 € al día” etc, así pones tu producto en comparación con un producto o valor muy asequible.
  7. Utiliza el mínimo número de botones y llamadas a la acción necesarios, una llamada a la acción es lo habitual, con una segunda más abajo de la newsletter para reforzar la primera. Seis u ocho botones harán que el suscriptor no sepa donde tiene que pinchar.

Y por último algunos trucos para los asuntos de tus emails

Al igual que el resto de la newsletter, en el asunto podemos trabajar con ciertos elementos que pueden incrementar los ratios de apertura:

  1. Utiliza puntos suspensivos al final del asunto “…”, esto ayudará a incrementar la curiosidad del suscriptor.
  2. Al igual que los puntos suspensivos, utilizar asuntos incompletos es efectivo para llamar a la curiosidad del suscriptor.
  3. Utiliza el término “Esto“, por ejemplo “Pedro, esto es lo que tenemos para ti…”
  4. Utiliza el término “porque” o “por qué“, por ejemplo “¿Sabes por qué debes leer este email?”. Está demostrado que cuando explicamos el motivo de algo, el receptor se vuelve más propenso a actuar de forma positiva.
  5. Evita el uso del punto final, el punto final da por terminado un concepto y puede resultar negativo su uso en el asunto del email.
  6. Intenta que el asunto refleje el contenido lo mejor posible, de este modo una vez abierto el email, el interés del suscriptor se mantiene dado que encuentra lo que esperaba.

No tienes por qué utilizar todos estos consejos en una misma newsletter, pero puedes utilizar algunos de ellos e ir comprobando cuales funcionan mejor en tu caso.

Junio, 2016

Fuente: www.blog.mailrelay.com 

Recent Posts

Leave a Comment