Beneficios de aplicar una gestión de procesos de negocios

Business Process Management (BPM) o, en español, Gestión de Procesos de Negocios, se lo define como la disciplina que busca acercarse a los problemas empresariales desde una perspectiva orientada a los procesos. BPM mira más allá de las limitaciones de un sistema, se inicia con la arquitectura empresarial (visón, estrategia, modelo de negocio, procesos de negocio, tecnología e informática) y se centra en la integración de la ejecución de procesos de extremo a extremo.

En función de esta definición podemos decir que BPM es la combinación de:

Un enfoque o la disciplina de la transformación del negocio a través de la innovación de procesos incrementales que pone el foco en lograr hacer el trabajo, en el lugar y en el momento adecuado.

Una metodología o marco que ofrece estructura a los procesos, actividades así como también capacitadores para acelerar la transformación de los procesos, a través de un monitoreo continuo, logrando un seguimiento y mejora de los mismos.

Un conjunto integrado de herramientas / plataformas que permite a la empresa colaborar con el área de TI para modelar, implementar, ejecutar, medir y optimizar los procesos de negocio.

¿Cómo se beneficiaría una empresa al implementar procesos utilizando la visión de BPM?

BPM permite un negocio centrado en metodología, plataformas y herramientas diseñadas para mejorar el rendimiento global de la empresa a través de:

  • Procesos optimizados: Los procesos de negocio están optimizados para obtener mayor valor y diseñados para reducir los pasos manuales a través de la automatización de actividades.
  • Tiempos de ciclo más cortos: Los procesos son optimizados para generar valor y diseñados para reducir los pasos manuales a través de la automatización de los mismos.
  • Mayor flexibilidad: La metodología BPM está diseñada específicamente para adaptarse a las condiciones cambiantes del negocio. Las plataformas BPM proporcionan herramientas para ajustar dinámicamente los procesos del negocio para satisfacer rápidamente a los cambiantes requerimientos regulatorios y del negocio.
  • Mejora de la transparencia: Los procesos de negocio se documentan utilizando una notación estándar y se almacenan en un repositorio central. De esta forma la documentación siempre va a estar actualizada y disponible. Cada proceso está diseñado para capturar y reportar datos críticos durante toda la vida del mismo.
  • Mejora de cumplimiento: Los procesos están diseñados teniendo en cuenta el cumplimiento como también los informes de cumplimiento.
  • Mejora continua: Los procesos diseñados utilizando una metodología BPM se monitorean, evalúan y mejoran de forma continua.

Octubre, 2016

 

Fuente: http://www.elobservador.com.uy

Recent Posts

Leave a Comment