¿Cuánto sabes de la reputación de tu dominio?

Las reglas para realizar un email marketing de calidad están estrechamente vinculadas con el llamado “Permission Marketing” en el que aseguramos que los receptores de nuestros emails han dado su consentimiento para recibir estas comunicaciones (Opt In).

La reputación en el email marketing está basada en la capacidad que tenemos de entregar correos electrónicos a nuestros destinatarios, en su inbox. Lo que se ha comprobado claramente es que hay que tener mucho cuidado con listas compradas sin Opt-in del contacto, y con direcciones de correo recolectadas de webs públicas. Estos pueden tener Spam Traps y el interés del público en contenido que no han solicitado, suele ser extremadamente bajo.

¿Qué se puede hacer para mejorar la reputación?

Analizar las métricas de cada envío

Es fundamental asegurarnos que el % de Rebotes Duros y Rebotes Blandos sea bajo y que mantengamos una tasa de apertura y (Click Through Rate) CTR alto.

Activar la certificación DKIM, SPF

SPF y DKIM son métodos de verificación utilizados por los clientes de correo (Gmail, Hotmail, Yahoo, etc…) para confirmar que el correo entrante tiene permisos para ser enviado desde el dominio remitente.

Analizar si las tasas de aperturas son iguales para los dominios más populares como Hotmail y Gmail

El equipo de Tripolis te puede ayudar con este análisis. Varias veces hemos detectado un porcentaje bajo en Hotmail. En conjunto con el cliente definimos la estrategia para mejorar.

¿Sabías que hay sitios donde podes chequear tu reputación?

Te compartimos algunos ejemplos:

  • Senderscore
  • Senderbase

Mi reputación

Tomando como ejemplo el ranking de senderbase.org con una reputación “good”, estamos en unos buenos parámetros en el control de las listas, lo que hará que nuestros envíos sean bien recibidos por los servidores de destino.

Con una reputación “neutral”, nuestra IP o dominio está dentro de una parámetro aceptable pero igualmente puede ser filtrado o bloqueado.

Si nos indica una reputación “poor”, esto supone un problema para la empresa porque puede ser incluido en una lista negra el dominio o la ip con la que está enviando estos correos y los servidores de destino evitaran entregar cualquier correo que salga de estos destinatarios, reduciendo los impactos de email marketing drásticamente.

¿Necesitas ayuda para mejorar tu reputación? ¡Estamos a tu disposición!

Febrero, 2016

Fuente: http://www.tripolis.com/

Recent Posts

Leave a Comment