En marketing digital y negocios todo se resume en “personas”

Siempre hemos querido conectar, siempre hemos querido sentir más comodidad comenzando una primera conversación, y que bien si cruzamos más rápido esa línea de extraños a conocidos.

¿A quien no le gusta relacionarse sin trabas?

Buscamos estar más cerca de esas organizaciones, empresas, instituciones, en fin… de esas “personas”. Entonces, podemos entender definitivamente que solo esas “personas” toman decisiones, únicamente individuos, no importa el entorno.

Quería resaltar lo anterior iniciando el artículo porque cuando se trata de negocios la tendencia es referirnos a conectar en ambientes B2C – B2B – B2B2C etc… y mirar esto con cierta óptica robótica como si se tratara de objetos o edificaciones, sin embargo no importa el escenario, el objetivo es llamar el interés de una persona corriente, para poder contar una historia, y que si esta se ubica dentro del contexto correcto, tiene potencial para capturar el interés, para llamar su atención, y “la atención” es lo que está en juego.

Pero algo importante, es que acá hablamos de atención auténtica, y además esto no tiene nada que ver con narcisismo individual. Hablamos de marketing digital, marcas e ideas.

¿Ya nos dimos cuenta de que la meta es la misma al hablar de cualquier objetivo que tengamos al sacar a la vida una idea?

El principio es el mismo, cuando entendemos que al otro lado hay una puerta que tocar, pues existe un posible oído/ojo/individuo receptor que pudiera mostrar interés en nosotros.

Y si seguimos el patrón digital, tenemos que, a juicio del CEO de VaynerMedia, Gary Vaynerchuk (quien representa a una las agencias digitales norteamericanas más reconocidas a nivel mundial en 2017), las redes sociales son en estos tiempos parte de la esencia de todo, absolutamente todo en nuestras vidas, mientras que los smartphones son nuestro control remoto vital. Y la clave para sacar el jugo a las plataformas 2.0 es conquistar la atención de la gente. Una atención que no pasa necesariamente por el omnipresente vídeo. “Este formato, pese a su omnipresencia, no es la mejor forma de comunicar o al menos no lo es para todo el mundo”, recalca.

Dentro del contexto de nuestras preferencias nos gusta recibir notificaciones, nos gustan los recordatorios, siempre y cuando ”nos interese”… y además siempre es mejor cuando tiene que ver con nosotros, y si alrededor de toda la dinámica llegamos a involucrarnos, jamás estaremos más comprometidos con el acto de compartir mensajes, de comunicar, de recomendar.

Hoy día, trabajando en el área de email marketing, gestión de contenidos y optimización de campañas, el enfoque total es en el ciclo de vida de los usuarios, es decir, comunicaciones a la persona correcta, en el momento correcto y a través del canal correcto, y ojalá aplicando estrategias omnicanal.

Mi conclusión para este breve artículo es que finalmente cuando recibimos un email o comunicado, más allá de que realmente nos interese su contenido, imaginamos que el trato al menos sea personalizado.

”Amamos la tecnología pero odiamos guiones de robots”

El desafío para los marketeros es entender que podemos utilizar las plataformas de automatización, y sacar mucho provecho de herramientas de marketing digital o un software de email marketing inteligente, pero el objetivo es humanizar las comunicaciones, a como dé lugar.

Porque al final del día no somos robots, al menos no nos sentimos aún como cyborg de los DC comics.

Puedes decirnos lo que piensas…

¿Cuál es tu opinión sobre este tópico?

 

consulta

Recommended Posts

Leave a Comment