La importancia de la personalización en el Email Marketing

La personalización de los mensajes de email te ayudan a ti, como email marketer a lograr la conversión deseada – por ejemplo, la solicitud de una cita o una visita a su sitio web. ¿Qué significa la personalización y cómo se hace?

Personalización aumenta la relevancia

La personalización de tus emails significa que incluyas información personal del destinatario. Con esta personalización, atraes el interés del destinatario para que esté más inclinado en abrir el email. La personalización puede hacerse de las 3 siguientes formas:

Nombre del destinatario en la línea de asunto

Abrimos un email con mayor rapidez si vemos nuestro nombre. Una organización de marketing estadounidense realizó un A/B test. Uno de los grupos del test, recibió emails con sus nombres en la línea de asunto y el otro grupo recibió el mismo email, pero sin la personalización. El resultado fue que la tasa de apertura y la tasa de clics, de los emails con personalización en el asunto fueron respectivamente 5,13 % y 17,35% superior.

Nombre del destinatario en el saludo

¿A quién no le gustaría ser recibido de una manera amistosa? Dirigirse a su cliente por su nombre. Utilice un saludo que se adapte a su estilo de marca y de redacción. Esto puede variar entre lo formal “Estimado Sr. Jackson” a un tanto más informal “Buenas tardes John”. Por ejemplo, IKEA utiliza “Hej Jan”. Esto en Suecia es como decir “Hola Juan”, creando un vínculo de fondo.

Ajustar el contenido al destinatario

Ajustar el contenido al destinatario comienza con la división de sus clientes en segmentos. Los segmentos son grupos de personas con características e intereses similares. La medida en que se puede segmentar y personalizar depende de los datos disponibles de cada cliente en la base de datos, tales como:

  • Los datos demográficos: Edad, género, nacionalidad, código postal, posición, el sector, el rol dentro de la organización.
  • Intereses y preferencias: ¿Qué temas y canales son sus favoritos?
  • Comportamiento: Comportamiento de Compra (cantidad y frecuencia), el comportamiento de navegación y clic.
  • Fase de venta: ¿Es un suspect, prospect, cliente, o ex-cliente?
  • El valor del cliente: ¿Cuánto valor representa su cliente? ¿Cuáles es el historial de compras? ¿Hay oportunidades de up-selling y cross-selling?
  1. Segmentación: Mediante la definición de un buen número de segmentos, no tienes que crear un mail por separado para cada destinatario. Se varía el contenido por segmento y esto hace que sea relevante para el destinatario. El informe de DDMA Email Benchmark 2016, muestra que cuanto menor sea la cantidad de correo, mejor es la tasa de apertura y clics. Correos a 500 a 1.000 destinatarios tienen una tasa de apertura y de clics de 8% y 2% superior a la media de 35,2% y 7%, respectivamente. Con un mailing a 50.000 a 250.000 destinatarios, estas relaciones terminan 1% por debajo del promedio. El supuesto es que un email a un grupo objetivo más pequeño está más centrado en ese grupo objetivo y por lo tanto es más relevante.
  2. La personalización: Además, personalizar el email mediante la adición de detalles personales. Por ejemplo, una aerolínea inserta la información de vuelo de un cliente, sugiere servicios adicionales (más espacio para las piernas, alquiler de coches), muestra el reporte del clima en destino, y ofrece una guía de la ciudad en línea. Tal personalización mejora la experiencia del cliente, lo que influye positivamente en la conversión.

Importante: enriquecer tu base de datos

La segmentación y personalización comienza con un inventario de la presente información y comprobar su calidad. Limpiar los datos y abrirlos para su uso. Si los datos actuales no son utilizables, comienza a recoger nuevos datos sobre tus clientes. Esto te proporciona una base para hacer que tu email marketing sea un medio de comunicación personal aún más potente.

Julio, 2016

Fuente: http://www.tripolis.com/es

Recent Posts

Leave a Comment